viernes, 1 de marzo de 2024

Pastel de pollo y espinaca

Delicioso Pastel de Pollo y Espinacas: Una Fusión de Sabores

En la búsqueda de experiencias culinarias irresistibles, te presentamos una receta que combina la jugosidad del pollo con la frescura de las espinacas: el Pastel de Pollo y Espinacas. Esta deliciosa fusión de sabores es perfecta para aquellos momentos en los que deseas preparar algo rápido, fácil y, sobre todo, delicioso.

Ingredientes:

  1. 1/2 kilo de pechuga de pollo.
  2. 200 gr de espinacas.
  3. 50 gr de tacos de tocino.
  4. 1 cebolla.
  5. 3 huevos.
  6. 200 ml de nata líquida.
  7. Pimienta al gusto.
  8. Sal al gusto.
  9. Queso rallado.

Procedimiento:

  1. Cocina las pechugas de pollo en agua hirviendo hasta que estén tiernas. Luego, córtalas en trozos pequeños.
  2. En una sartén, saltea la cebolla picada y agrega las espinacas hasta que se reduzcan.
  3. En un bol, mezcla los trozos de pollo, las espinacas, el tocino, los huevos, la nata líquida, la pimienta, la sal y el queso rallado.
  4. Vierte la mezcla en un molde para pastel y hornéalo hasta que esté dorado y firme.


domingo, 25 de febrero de 2024

Garbanzos con espinaca y bacon

 ¿Te gustan los garbanzos pero no tienes tiempo de cocinarlos? ¿Quieres preparar un plato rico, saludable y económico con lo que tienes en la nevera? ¿Buscas una receta fácil y rápida que te saque de un apuro? Si has respondido sí a alguna de estas preguntas, esta receta es para ti. Te voy a enseñar cómo hacer unos garbanzos con espinacas y bacon deliciosos listos en 5 minutos. Sí, has leído bien, solo 5 minutos. Es una receta ideal para cualquier día de la semana, ya que es muy nutritiva y saciante. Además, tiene un sabor increíble que te hará repetir. ¿Quieres saber cómo se hace? Pues sigue leyendo y toma nota.



 Ingredientes


Para hacer esta receta vas a necesitar los siguientes ingredientes:


- 400 gr de garbanzos cocidos. Puedes usar los que vienen en bote o los que hayas cocido previamente. Si usas los de bote, recuerda escurrirlos y lavarlos bien antes de usarlos.

- Espinacas baby al gusto. Puedes usar las que vienen en bolsa o las que compres frescas. Si usas las frescas, recuerda lavarlas y secarlas bien antes de usarlas.

- 3 dientes de ajo. Pélalos y pícalos finamente.

- 250 gr de bacon (1 paquete). Córtalo en trozos pequeños.

- Sal, pimienta, jengibre, pimentón y romero al gusto. Estas especias le darán un toque de sabor y aroma a tu plato. Puedes usar las que más te gusten o las que tengas a mano.

- Aceite de oliva virgen extra. Lo usaremos para saltear los ingredientes.


## Elaboración


Elaborar esta receta es muy sencillo. Solo tienes que seguir estos pasos:


1. Calienta una sartén a fuego medio-alto y añade un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté caliente, añade el bacon y fríelo hasta que esté dorado y crujiente. Retira el bacon de la sartén y reserva.

2. En la misma sartén, con el aceite que ha soltado el bacon, saltea los ajos picados hasta que estén ligeramente dorados. Cuidado de no quemarlos, ya que amargarían el plato.

3. Añade los garbanzos cocidos y salpimienta al gusto. Remueve bien para que se impregnen del sabor del ajo y el bacon. Cocina unos minutos hasta que estén calientes.

4. Añade las espinacas baby y mezcla bien con los garbanzos. Espolvorea un poco de jengibre, pimentón y romero al gusto. Remueve bien para que se integren los sabores. Cocina hasta que las espinacas se hayan reducido y estén tiernas.

5. Añade el bacon que habías reservado y mezcla bien con el resto de ingredientes. Prueba y rectifica de sal y pimienta si es necesario.

6. ¡Y ya está! Ya tienes listo tu plato de garbanzos con espinacas y bacon deliciosos listos en 5 minutos. Sirve caliente o templado y disfruta de esta receta tan fácil y sabrosa.



## Consejos y variaciones


Esta receta es muy versátil y admite muchas variaciones. Aquí te dejo algunas ideas para que la adaptes a tu gusto:


- Puedes usar otras legumbres en lugar de garbanzos, como lentejas, alubias o guisantes.

- Puedes usar otras verduras en lugar de espinacas, como acelgas, kale, col rizada o lechuga.

- Puedes usar otras carnes en lugar de bacon, como jamón, chorizo, salchichas o pollo.

- Puedes añadir otros ingredientes que te gusten, como queso rallado, huevo duro, frutos secos, pasas o aceitunas.

- Puedes servir este plato con un poco de pan, arroz, pasta o patatas para completar tu menú.


TortillaCalzone

El TORTILLACALZONE es una receta que se ha hecho muy popular en las redes sociales, sobre todo en YouTube, donde hay muchos vídeos que muestran cómo hacerlo. Se trata de una especie de empanadilla gigante hecha con una tortilla de trigo rellena de salsa de tomate, queso y otros ingredientes al gusto. Se dobla por la mitad y se calienta en el microondas hasta que el queso se funde y la tortilla se dora. Es una forma divertida y diferente de comer tortilla, y también una forma de aprovechar las tortillas que nos sobran.


Para hacer el TORTILLACALZONE necesitas los siguientes ingredientes:


- 1 tortilla de trigo

- Sal al gusto

- Salsa de tomate al gusto

- Orégano al gusto

- Queso rallado al gusto

- Piña al gusto


Los ingredientes son orientativos, puedes usar los que más te gusten o los que tengas en casa. Por ejemplo, puedes usar jamón, bacon, atún, champiñones, aceitunas, etc. Lo importante es que el relleno no sea muy líquido ni muy seco, para que no se salga ni se queme.


El proceso para hacer el TORTILLACALZONE es muy sencillo. Solo tienes que seguir estos pasos:


- Coloca la tortilla de trigo sobre un plato apto para microondas y salpiméntala al gusto.

- Extiende una capa de salsa de tomate sobre la mitad de la tortilla, dejando un borde libre de unos 2 cm.

- Espolvorea orégano al gusto sobre la salsa de tomate.

- Reparte el queso rallado sobre la salsa de tomate, cubriendo bien toda la superficie.

- Añade la piña troceada sobre el queso, distribuyéndola de forma uniforme.

- Dobla la tortilla por la mitad, presionando los bordes para que queden bien sellados.

- Haz unos cortes en la superficie de la tortilla para que salga el vapor y no se hinche demasiado.

- Introduce el plato en el microondas y calienta el TORTILLACALZONE durante unos 3 minutos a máxima potencia, o hasta que el queso se funda y la tortilla se dore.

- Saca el plato del microondas con cuidado de no quemarte y deja reposar el TORTILLACALZONE unos minutos antes de cortarlo y servirlo.


Y ya está, ya tienes listo tu TORTILLACALZONE, una receta rápida y fácil que te hará disfrutar del super sabor en casa. Puedes acompañarlo de una ensalada verde o de lo que más te apetezca. Es un plato ideal para una cena informal, para un picoteo con amigos o para una comida rápida y rica. Te aseguro que te va a sorprender lo bueno que está y lo fácil que es de hacer. ¡Anímate a probarlo y cuéntame qué te ha parecido! 

domingo, 18 de febrero de 2024

Masa de pizza rápida

 Cómo hacer pizza casera rápida con masa de pizza sin reposo

La pizza es uno de los platos más populares y versátiles del mundo, ya que se puede adaptar a todos los gustos y ocasiones. Sin embargo, muchas veces nos da pereza hacerla en casa porque pensamos que es complicado o que requiere mucho tiempo. Nada más lejos de la realidad, hoy te voy a enseñar cómo hacer una pizza casera rápida con una masa de pizza sin reposo que está riquísima y que se hace en un abrir y cerrar de ojos.

Lo mejor de esta receta es que no necesitas ningún utensilio especial ni ningún ingrediente difícil de encontrar, solo harina, levadura, agua, sal y un poco de aceite si quieres. Además, puedes ponerle el relleno que más te apetezca, desde los clásicos queso y tomate hasta los más originales como piña y bacon. Lo importante es que disfrutes de una pizza casera hecha por ti y que sorprendas a tus invitados con tu habilidad culinaria.

Ingredientes para la masa de pizza sin reposo (para una pizza grande o dos pequeñas):

  • 130 gr de harina (1 taza) para comenzar y más que vas añadiendo.
  • 1 pizca de sal.
  • 6 gr de levadura seca o de panadería (1 sobre).
  • 240 ml de agua caliente.
  • Opcional: 1 cucharada de aceite.

Ingredientes para el relleno (al gusto):

  • Salsa de tomate.
  • Queso rallado o en lonchas.
  • Jamón cocido, salami, pepperoni, bacon, pollo, atún, etc.
  • Champiñones, cebolla, pimiento, aceitunas, maíz, piña, etc.
  • Orégano, albahaca, ajo en polvo, pimienta, etc.

Preparación de la masa de pizza sin reposo:

  • En un bol grande, mezcla la harina con la sal y la levadura. Haz un hueco en el centro y vierte el agua caliente poco a poco, removiendo con una cuchara de madera o con las manos hasta que se forme una masa homogénea. Si quieres, puedes añadir una cucharada de aceite para darle más sabor y elasticidad a la masa.
  • Amasa la masa sobre una superficie enharinada durante unos 10 minutos, añadiendo más harina si está demasiado pegajosa, hasta que quede suave y elástica. No te preocupes si no queda perfecta, lo importante es que no se rompa al estirarla.
  • Precalienta el horno a 200ºC y prepara una bandeja de horno con papel vegetal o con un poco de aceite. Estira la masa con un rodillo o con las manos hasta que tenga el grosor y la forma que te guste. Puedes hacer una pizza grande o dos pequeñas, según prefieras.
  • Coloca la masa sobre la bandeja de horno y pínchala con un tenedor por toda la superficie para evitar que se hinche al hornearla.

Preparación del relleno y horneado de la pizza:

  • Extiende una capa de salsa de tomate sobre la masa, dejando un poco de borde sin cubrir. Espolvorea queso rallado o coloca lonchas de queso sobre la salsa de tomate. Añade los ingredientes que más te gusten, como jamón, salami, champiñones, cebolla, etc. Puedes combinar los sabores que quieras, solo ten en cuenta que no sean demasiado húmedos para que no empapen la masa. Por último, espolvorea un poco de orégano, albahaca, ajo en polvo, pimienta o lo que te apetezca para darle más sabor a tu pizza.
  • Hornea la pizza durante unos 15 o 20 minutos, o hasta que el queso se derrita y la masa esté dorada y crujiente. Vigila el horno para que no se queme, ya que el tiempo puede variar según el grosor de la masa y el tipo de horno.
  • Saca la pizza del horno y córtala en porciones. Sirve caliente o templada, acompañada de una ensalada verde o de lo que te apetezca. Disfruta de tu pizza casera rápida con masa de pizza sin reposo y comparte tu opinión con nosotros. ¡Buen provecho!


viernes, 16 de febrero de 2024

Huevos rellenos con bechamel y atún / receta FACIL


Hola, soy [tu nombre] y te doy la bienvenida a mi blog de recetas. Hoy te traigo una receta que me encanta y que es muy fácil y rápida de hacer. Se trata de unos huevos rellenos con bechamel y atún que están para chuparse los dedos. Solo necesitas 3 huevos, atún, tomate frito, queso rallado, leche, mantequilla, harina y sal, pimienta y nuez moscada al gusto. El resultado son unos huevos rellenos cremosos, jugosos y con un toque gratinado que te va a sorprender. Además, son muy económicos y saludables. ¿Quieres saber cómo se hacen? Pues sigue leyendo y te lo cuento todo.

Ingredientes para 4 personas:

  • 3 huevos.
  • 80 gr de atún o bonito.
  • 50 ml de tomate frito (1/4 de taza).
  • Queso rallado para cubrir.
  • 300 ml de leche (1+1/2 tazas).
  • 1 cucharada de mantequilla.
  • 2 cucharadas de harina.
  • Sal, pimienta y nuez moscada al gusto.

Preparación:

  • Lo primero que vamos a hacer es cocer los huevos. Para ello, ponemos una olla con agua y un poco de sal al fuego y cuando empiece a hervir, añadimos los huevos con cuidado de que no se rompan. Los dejamos cocer durante unos 10 minutos y luego los sacamos y los pasamos por agua fría para cortar la cocción. Los pelamos y los reservamos.
  • Mientras se cuecen los huevos, podemos ir preparando la bechamel. Para ello, ponemos una sartén al fuego y derretimos la mantequilla. Añadimos la harina y la tostamos un poco, removiendo con una varilla o un batidor de mano para que no se quemen. Luego, vamos añadiendo la leche poco a poco, sin dejar de remover, hasta que se forme una salsa espesa y sin grumos. Salpimentamos al gusto y le ponemos una pizca de nuez moscada. Reservamos la bechamel y la mantenemos caliente.
  • Ahora vamos a rellenar los huevos. Para ello, los cortamos por la mitad y les sacamos las yemas con cuidado de no romper las claras. Las ponemos en un bol y las aplastamos con un tenedor. Añadimos el atún escurrido y el tomate frito y mezclamos bien hasta obtener una pasta homogénea. Rellenamos las claras con esta mezcla, ayudándonos con una cuchara o una manga pastelera. Colocamos los huevos rellenos en una fuente apta para horno y los cubrimos con la bechamel. Espolvoreamos queso rallado por encima y los llevamos al horno, previamente calentado a 180ºC, durante unos 10 minutos o hasta que el queso se dore.
  • Sacamos los huevos rellenos del horno y los servimos calientes o templados. Podemos acompañarlos con una ensalada verde o con lo que más nos guste. ¡Y ya está! Ya tenemos listos nuestros huevos rellenos con bechamel y atún. ¡Te aseguro que te van a gustar!.


Consejos y variaciones:

  • Puedes usar el tipo de atún que más te guste: en aceite, en escabeche, al natural, etc. También puedes usar bonito o caballa en su lugar.
  • Puedes añadir otros ingredientes al relleno de los huevos, como aceitunas, pepinillos, pimientos, cebolla, etc. También puedes usar mayonesa en lugar de tomate frito, si te gusta más.
  • Puedes hacer la bechamel más o menos espesa, según tu preferencia. También puedes usar leche vegetal si quieres hacerla más ligera o apta para veganos.

Gambas al ajillo

 Las gambas al ajillo, un plato tradicional de la cocina española, despiertan los sentidos con su sabor exquisito y su aroma embriagador. Esta receta, apreciada por su simplicidad y riqueza de sabores, es una opción favorita en muchas mesas y eventos gastronómicos.

Ingredientes:

  • 4 dientes de ajo.
  • 15 a 20 gambas frescas.
  • Aceite de oliva.
  • Guindilla al gusto.
  • Sal al gusto.

Procedimiento:

  1. Pelar y picar finamente los dientes de ajo.
  2. En una sartén a fuego medio, calentar el aceite de oliva.
  3. Añadir los ajos picados y la guindilla al aceite caliente.
  4. Agregar las gambas y cocinar hasta que estén rosadas.
  5. Salpimentar al gusto y servir caliente.

Esta receta varía en algunos detalles según la región o preferencia personal. Algunas versiones incorporan vino blanco para intensificar el sabor, mientras que otras optan por mantener la simplicidad del ajo y el aceite.

Experimenta con las cantidades de ajo y guindilla según tu gusto personal. ¡Las gambas al ajillo son versátiles y pueden adaptarse a diferentes paladares!

Recuerda, la frescura de los ingredientes es clave para el éxito de este plato. ¡Disfruta esta delicia gastronómica en tu mesa!



domingo, 11 de febrero de 2024

patatas y huevos microondas

 Hoy te traigo una deliciosa receta de tortilla de patatas, pero con un toque especial: ¡se cocina en el microondas para hacerla más ligera en calorías! Esta versión rápida y sabrosa es perfecta para quienes buscan una opción más saludable. Sigue estos sencillos pasos y disfruta de una deliciosa tortilla en poco tiempo.

Ingredientes:

  • 2 patatas medianas.
  • 2 huevos.
  • Sal al gusto.

Instrucciones:

  1. Pela y corta las patatas en rodajas finas.
  2. En un recipiente apto para microondas, coloque las patatas y agrégales un toque de sal al gusto.
  3. Cocina las patatas en el microondas hasta que estén tiernas. Este paso puede llevarse a cabo entre 8 y 10 minutos, dependiendo de la potencia de tu microondas.
  4. Mientras las patatas se cocinan, bate los huevos en un recipiente.
  5. Una vez que las patatas estén listas, agregue los huevos batidos.
  6. Mezcle bien la combinación y asegúrese de que las patatas estén bien distribuidas.
  7. Cocina la mezcla en el microondas durante aproximadamente 5 minutos o hasta que los huevos estén completamente cocidos.
  8. Deja reposar la tortilla unos minutos antes de cortarla en porciones y ¡listo para disfrutar!

¡Esta tortilla de patatas al microondas es una opción rápida, fácil y deliciosa para cualquier momento del día! Anímate a probarla y descubre la magia de cocinar con este electrodoméstico.